“Urgente”: el llamado de Amnistía Internacional a los países de América

“Urgente” ha sido el llamado de Amnistía Internacional a los países de América para “combatir la desigualdad y la discriminación y garantizar el disfrute pleno de los derechos económicos sociales y culturales en la región”, así ha quedado por la Estrella de Panamá.

Por Sandra Madiedo Ruiz

“El tema principal de la Asamblea General de la OEA fue ‘Juntos contra la desigualdad y discriminación’, pero ya es hora que los Estados vayan de las palabras a la acción urgente para enfrentar los fallos sistémicos que previenen la plena realización de los derechos humanos de todas las personas en la región”, así expresó Erika Guevara Rosas, planteado la directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Añadió que “muchas personas de la región, entre ellas mujeres, personas indígenas y afrodescendientes sufrieron efectos desproporcionados respecto del derecho a la vida, a la salud, a la protección social, a un nivel de vida adecuado y al trabajo”.

Destacó lo que se denominan “problemas estructurales” “en los sistemas de salud de las Américas en términos de acceso gratuito y universal, suficiencia de recursos presupuestarios y humanos, lo que hace que los sistemas sanitarios no cumplan con los requisitos de accesibilidad, disponibilidad, calidad y pertinencia cultural que establece el derecho a la salud”.

Son varias las brechas que a nivel local y regional presenta LATAM, tales como la educación, economía, salud, entre otras. En el informe “5 claves para recuperarse de la crisis de derechos humanos que desató la pandemia en América Latina y el Caribe” se detalla cómo “ los altos índices de personas con empleos precarios hicieron que muchas personas no tuvieran otra opción que seguir llevando a cabo sus actividades laborales en plena pandemia: la OPS estima que solo el 25% de la población trabajadora en la región tiene la posibilidad de implementar el teletrabajo. Ante la falta de alternativas, estas personas se vieron obligadas a arriesgar su vida y la de su familia para poder tener ingresos”.

Se añade que “estas brechas en las condiciones laborales llevaron a un impacto desproporcionado de la pandemia sobre los medios de vida de las personas de menores ingresos: la CEPAL estima que, para el 20% más pobre de la población en la región el ingreso laboral promedio habría caído un 40% en 2020, mientras que entre el 20% más rico la caída habría sido del 5%”.

Es momento de actuar y de lograr entre todas las personas una cultura y alianzas para el desarrollo que tengan impacto real y directo en la vida de las personas. Desde la Fundación HERGAR unida al CEF.- Santo Domingo y la Universidad UDIMA  se tiene el compromiso con ello: educación para el cambio y son varias las formaciones a las que las personas podrán tener acceso de forma gratuita como Curso de Finanzas para No Financieros y Diplomado en Contabilidad Básica.

 

¿Te interesa seguir formándote?

Solicita información sobre Maestrías Oficiales, Cursos o Diplomados aquí: 

Acepto y he leído la política de privacidad