La transformación digital puede ser motor de inclusión y crecimiento en Latam

Las soluciones digitales pueden convertirse en herramientas importante para impulsar el crecimiento económico, la inclusión social y una mejor gobernanza en América Latina y el Caribe, aunque el crecimiento todavía es insuficiente.

Por Sandra Madiedo Ruiz

A pesar de los avances macroeconómicos logrados en las últimas décadas, la región sigue enfrentando desafíos significativos en términos de crecimiento económico insuficiente, pobreza persistente y limitaciones fiscales que restringen las inversiones necesarias para el desarrollo sostenible, detalla un informe reciente del Banco Mundial.  

Según el reporte titulado “Conectados: Tecnologías digitales para la inclusión y el crecimiento”, se estima que el Producto Interno Bruto (PIB) regional crecerá un 2.0% en 2023, una cifra ligeramente superior al 1.4% proyectado anteriormente. A pesar de este modesto aumento, estas tasas de crecimiento siguen siendo inferiores a las de otras regiones del mundo y no son suficientes para abordar las necesidades urgentes de inclusión social y reducción de la pobreza en la región.

El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo, subrayó la importancia de encontrar formas urgentes de impulsar la inclusión y el crecimiento en la región. Destacó que las soluciones digitales podrían desempeñar un papel crucial en este proceso al complementar las reformas estructurales, aumentar la productividad, mejorar la prestación de servicios y respaldar la eficiencia del gobierno.

El informe identifica varias áreas clave donde las soluciones digitales pueden marcar la diferencia:

Infraestructura Digital: Aunque el acceso a Internet móvil es generalizado, persisten brechas de cobertura en áreas rurales y urbanas. Además, la calidad del servicio es un problema para muchos usuarios. Se necesita una combinación de innovaciones tecnológicas e institucionales para facilitar un acceso equitativo y de calidad a Internet.

Brechas de Uso: Aproximadamente el 38% de la población en la región, equivalente a 240 millones de personas, vive en áreas con cobertura de Internet pero elige no conectarse. La falta de conciencia sobre las ventajas de la conectividad y los altos costos de los servicios son algunas de las razones detrás de esta brecha. Abordar el problema de la asequibilidad y mejorar las habilidades digitales son fundamentales para cerrar estas brechas.

Desarrollo de Habilidades y Capacidades: Más allá del acceso, es esencial invertir en el desarrollo de habilidades digitales y tradicionales. Las personas necesitan contar con las herramientas y capacidades adecuadas para aprovechar las oportunidades de la economía digital. La educación y el desarrollo de competencias son áreas críticas para garantizar la inclusión.

Gobernanza y Eficiencia: Las herramientas digitales pueden hacer que los gobiernos sean más eficientes y receptivos. Facilitar las transacciones con los ciudadanos, mejorar la prestación de servicios y promover la inclusión son algunos de los beneficios de una mejor gobernanza digital. La reducción de los costos de transacción también puede beneficiar a los segmentos más desfavorecidos de la sociedad.

Según William Maloney, economista jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, pese a los avances “la conectividad digital no es una fórmula mágica para el crecimiento y puede exacerbar las desigualdades sociales existentes si no se hacen inversiones complementarias en habilidades, finanzas y sistemas regulatorios para hacer realidad la promesa de las tecnologías digitales para todos”.

El informe del Banco Mundial destaca la necesidad de abordar estas áreas críticas para aprovechar plenamente los beneficios de la economía digital. Si se implementan de manera efectiva, las soluciones digitales pueden ser un motor poderoso para impulsar el crecimiento económico, fomentar la inclusión social y mejorar la calidad de vida en América Latina y el Caribe.

La Fundación HERGAR para la Investigación y Promoción Educativa forma parte, junto al CEF.- Centro de Estudios FinancierosCEF.- Santo Domingo y la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, del Grupo Educativo CEF.- UDIMA. Se trata de una organización de naturaleza fundacional, sin ánimo de lucro, creada para promocionar la investigación, así como el desarrollo tecnológico y la innovación en el ámbito educativo y empresarial. En cada una de las webs corporativas se informa de las formaciones académicas más adecuadas al interés de cada alumno.

¿Te interesa seguir formándote?

Solicita información sobre Maestrías Oficiales, Cursos o Diplomados aquí: 

Acepto y he leído la política de privacidad